Centro Renacidos

El Centro Renacidos es una escuela de discipulado que trabaja en la recuperación de jóvenes adictos a través de la enseñanza de la Palabra de Dios.

Este ministerio comienza en el corazón de Mauro Bravo, al ver llegar a muchos jóvenes a los campamentos de verano de Palabra de Vida con vidas destruidas por las drogas, sin esperanza, con tres destinos posibles: la calle, la cárcel o el cementerio. Dios lo llama a invertir en estas vidas y así comienza primeramente en Lemanh, provincia de Santa Fe.
En el año 2005, por la gracia de Dios, adquirimos una maravillosa propiedad en la provincia de Córdoba en Santa Rosa de Calamuchita a la que nos trasladamos para continuar allí el trabajo con los jóvenes.

El Centro Renacidos cuenta con un programa que dura un año y que está diseñado para contener al joven en diferentes áreas de su persona:

Área Espiritual

Creemos firmemente que los verdaderos cambios comienzan en el interior, desde adentro. Y para esto es esencial la enseñanza de la Palabra de Dios para lograr esta transformación. La Biblia enseña en 2 Timoteo 3:16-17 que: “toda la escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, redargüir, corregir e instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios, sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.” Por esta razón a través de la Escuela Bíblica vamos dando a cada joven la posibilidad de crecer en el conocimiento de la Verdad para que sus vidas sean realmente cambiadas, no por el esfuerzo humano, sino por el poder y obra de Cristo.

Área Física

Apuntamos a una recuperación integral. El organismo necesita desintoxicarse, y para ello se evita cualquier ingesta de medicamentos, salvo prescripción médica.
Los jóvenes realizan actividad deportiva y cumplen con 4 horas de trabajo diario, para mantener entre todos la propiedad en condiciones normales de limpieza y comodidad.

Área Sociológica

Buscamos formar al joven y lograr una posterior inserción a la sociedad. Durante el tiempo que están en el centro van puliendo, modificando y afirmando diferentes áreas de su vida. Esto se logra a través de la convivencia en los cuartos, la relación con sus compañeros, la actividad deportiva, el tiempo de trabajo, el respeto a las autoridades, etc.