Ministerio Carcelario Masculino

Iniciamos en el año 2006 orando para poder empezar un ministerio en las penitenciarías de Argentina, y desde entonces el Señor nos ha abierto las puertas en distintas cárceles con el único objetivo de predicar de Cristo.

Nos acercamos a estos lugares con actividades recreativas, diferentes a la rutina de estas personas, como campeonatos de futbol, proyección de películas cristianas, el Show Infantil de Palabra de Vida y “Renacidos para una esperanza viva”. Estos programas nos permiten acercarnos para compartir con los presos el mensaje del evangelio, ya que el mayor problema no es estar encerrados en una cárcel sino presos del pecado condenados a una eternidad separados de Dios y muchos de ellos reciben la “libertad” que solo Jesús les puede brindar.

Salimos todos los lunes y viernes y visitamos las siguientes cárceles:
• Penal de Junin (350km)
• Penitenciaria 30 General Alvear (230km)
• Magdalena (200km): en este lugar comenzamos a realizar discipulados en los pabellones y también cultos en el salon multiple.

Actualmente existen puertas abiertas en todas las carceles de la provincia de Buenos Aires, pero por falta de tiempo y personas no podemos llegar a cada una de ellas pero rogamos al Señor de la mies que envie obreros.

Metas: llevar el equipo de futbol y el show infantil a la mayoria de las carceles

Proyectos: soñamos con una propiedad donde podamos ayudar a todas las personas que salen en libertad por buena conducta, enseñandoles un oficio y mediante micro-emprendimientos ayudarlos a reinsertarse en la sociedad. La mayoria tienen familias y les resulta muy dificil conseguir empleo, y eso los lleva a caer nuevamente en la delicuencia entrando en un circulo visioso y con la ayuda de Dios queremos revertir esta situacion, ya que para El nada es imposible.

Ministerio Carcelario Femenino

Hebreos 13:3  “Acordaos de los presos…”
Mas que un llamado a la memoria,
es un llamado al compromiso.

Cada semana un equipo conformado por misioneras y alumnas de Instituto visita la Unidad 33 de La Plata. Detrás de sus altos paredones y puertas con grandes cerrojos viven unas 250 mujeres, jóvenes y adultas, así como también niños de hasta 4 años que necesitan a Cristo.

Dios nos ha bendecido con un peso por sembrar la Palabra de Dios en sus corazones. Disfrutamos compartirla allí persona a persona y a través de reuniones y diferentes programas.

Hemos visto el poder de Dios transformando vidas y anhelamos también compartir las experiencias vividas a través de talleres con quienes quisieran estar involucrados en este precioso ministerio.